14 de enero de 2013

Ranunculaceae: Helleborus foetidus


Helleborus foetidus L. (1753)


Sinónimos:
Helleborus deflexifolius Jord. & Fourr. (1868)

Nombres vernáculos:
(cast.) Eléboro fétido, hierba de ballesteros, hierba llavera, pie de grifo
(cat.) Mansiulo, marxívol

Familia:
RANUNCULACEAE – Ranunculáceas


Floración: Diciembre a Junio
Ecología: Pastizales, matorrales de orla forestal, sotobosque de encinares, pinares y robledales. Se desarrolla preferentemente sobre substrato básico, en suelos pedregosos, de secos a frescos, poco nitrificados y en exposiciones de soleadas a media sombra.
Rango altitudinal: 200 – 2.000 m.
Distribución: Eurosiberiana. Disperso por el W y S de Europa (desde Inglaterra y la Península Ibérica hasta Alemania e Italia) y el N de Marruecos. Ocupa casi toda la Península Ibérica y las Baleares.


Observaciones: El epíteto específico “foetidus” se refiere al desagradable olor que producen sus hojas al ser trituradas.
El nombre vernáculo “hierba de ballesteros” viene a cuenta al uso que en la edad Media hacían los ballesteros con su jugo impregnando la punta de las flechas para envenenarlas.
Es una planta con amplia tradición medicinal aunque su gran toxicidad hace que su uso quede restringido a especialistas. Esta especie está incluida en la orden SCO 190/2004, de 28 de enero, por la que se establece la lista de plantas cuya venta al público queda prohibida o limitada atendiendo a su toxicidad.


La planta entera es tóxica, contiene, entre otros muchos componentes, alcaloides y glucósidos cardiotónicos. Se ha usado para bajar la presión sanguínea en casos de hipertensión, como antihelmíntica, cardíaca, purgante y narcótica, usándose en tratamientos de desórdenes nerviosos e histeria.
Mucho cuidado porque es mortal en caso de ingestión, incluso se conocen intoxicaciones en personas que han bebido la leche de animales que anteriormente comieron esta planta. Produce dolor de estómago, nauseas, vómitos, diarreas, dolores de cabeza, confusión mental, hipotensión, parada cardio-respiratoria, incluso en uso externo produce enrojecimiento de la piel pudiendo derivar en lesiones cutáneas o formación de ampollas.

Procedencia de las fotografías:
Sierra de los Álamos (Mu) [1]
Cerro Trevenque (Gr) [2]
Sierra María (Al) [3]
Sierra de La Sagra (Gr) [4]
Carrascal de Bajíl (Mu) [5]


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada