15 de mayo de 2014

Orchidaceae: Orchis x angusticruris


Orchis x angusticruris Franch. Ex Rouy (1912)



Híbrido entre
Orchis purpurea x Orchis simia

Sinónimos
Orchis x franchetii E.G. Camus (1887)
Orchis x gelmiana Dalla Torre & Sarnth. (1906)
Orchis x pseudomilitaris Hy (1900)
Orchis x weddellii E.G. Camus (1887)

Familia
ORCHIDACEAE – Orquidáceas


Floración: Abril a Junio
Ecología: Prados, herbazales en claros de matorral, márgenes de bosques. Se desarrolla principalmente sobre substrato calizo, en lugares de suelos de secos a frescos, desde a plena luz a media sombra.
Rango altitudinal: 0 – 700 m.?
Distribución: Subatlántica y Mediterránea?. Se  ha citado en la Península Itálica, Península Ibérica, Francia, Inglaterra, Portugal y Alemania. De dispersión escasa dentro de nuestro territorio, ha estado localizada en Navarra y Zaragoza.
Observaciones: Según las Reglas Internacionales de Nomenclatura botánica, el origen de un híbrido es “el resultado de la fecundación de un vegetal de una especie cualquiera por otro vegetal perteneciente a otra especie”.  Si continuamos con dichas Reglas, “los híbridos entre especies de un mismo género se designan por una fórmula y, cuando se considera útil o necesario, por un nombre”. Si se trata de híbridos sexuales, la fórmula consiste en los nombres de ambos progenitores dispuestos por orden alfabético y unidos por el signo “x” (Orchis purpurea x Orchis simia). Si el híbrido se designa con un nombre, éste está sujeto a las mismas reglas que los nombres de especies. El nombre es, por lo tanto de tipo binomial y se distingue del nombre específico porque el nombre del género va precedido del signo “x” (x Orchis angusticrucis).
Si el supuesto híbrido es tenido después por especie pura, la expresión binomial irá acompañada del nombre del autor que la formó, convirtiéndose a la forma siguiente (Orchis x angusticruris Franch. Ex Rouy).
Os explico estos tediosos temas para que conozcáis el peculiar origen de las formas híbridas y como está regulada la formación de su epíteto.
En el caso que nos ocupa, creo que el origen híbrido de esta especie está bastante claro.
Todo ello hace que resulte tan atractivamente interesante el estudio de las formas híbridas, mucho más teniendo en cuenta que cuando contemplamos una especie híbrida estamos ante una manifestación in situ de la evolución de las especies, estamos contemplando la posible formación de una futura especie más estable y adaptada al medio, incluso en algunos casos dichas formas híbridas llegan a adaptarse tan perfectamente al medio, llegan a ser tan eficaces, que pueden desplazar y absorber las poblaciones de sus parentales y eliminarlos definitivamente. Estos asuntos son, a mi entender, el emocionante y verdadero valor del estudio de las especies híbridas.



Procedencia de las fotografías:
Bigüezal (Na) [1, 2, 3, 4 & 5]

No hay comentarios:

Publicar un comentario