27 de abril de 2015

Ranunculaceae: Nigella damascena

Nigella damascena
L. (1753)


Sinónimos
Nigella arvensis var minor Boiss.
Nigella arvensis var oligantha Caball.
Nigella bourgaei Jord. (1852)

Nombres vernáculos
(cast.) Araña; Arañuela; Neguilla
(cat.) Estel; Estrella del camp; Flor de aranya

Familia
RANUNCULACEAE – Ranunculáceas


Color de la flor: Sépalos de azulados a blanquecinos; pétalos azul oscuro.
Floración: Marzo a Junio.
Ecología: Vegetación arvense y viaria. Se cría en los pastos pedregosos, en los herbazales subnitrófilos, en los bordes de caminos, las zonas incultas y los campos de cereales. Indiferente edáfica, prefiere los substratos calizos. Crece bien en lugares de suelos pedregosos o arenosos, de secos a temporalmente frescos, con buen drenaje y en exposiciones de soleadas.
Rango altitudinal: 0 – 1.400 m.
Distribución: Regiones Mediterránea y Macaronésica. Disperso por el S de Europa, el NW de África, el SW de Asia y la Macaronesia. Vive en gran parte de la Península Ibérica y Baleares.



Observaciones: Hierba con una cierta reputación como medicinal, históricamente se ha empleado para combatir el dolor de cabeza. Combinándola con vinagre y té, se ha usado para mitigar el dolor de dientes. También se tiene por un buen diurético.
En su composición química aparece un alcaloide (la damascenina), principalmente en las semillas. También contiene diversos ácidos, saponinas y aceite esencial, entre otros productos.
Por su contenido en alcaloides, es poco recomendable su uso, ya que en dosis excesivas puede provocar intoxicación.



Etimología:
El nombre del género “Nigella”, proviene del latín y significa “Negrita”, en relación a que su semilla es negra.
El epíteto de la especie “damascena”, proviene del latín (damascénus, -a, -um) que significa “damasceno”, ya que hace referencia al lugar donde se describió por primera vez: Damasco.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada